Beneficios de tener una alimentación saludable

Beneficios de tener una alimentación saludable

Muchas veces asociamos que tener una alimentación saludable es estar a dieta y esto no necesariamente es así.

Cuando ingerimos alimentos que no son adecuados para nuestro organismo nos encontramos con distintos problemas.

Estimular nuestro cerebro, mantener un corazón sano, reducir que se desarrollen ciertas enfermedades es en definitiva algunos de los beneficios de tener una alimentación saludable.

Una buena alimentación: Pautas básicas

Una alimentación que sea equilibrada se encuentra determinada por ciertas características de cada una de las personas, entre las que se encuentran:

  • El sexo,
  • El estilo de vida
  • La edad.

Es importante tener en cuenta que las necesidades de una persona que realiza labores físicas son distintas a la de una persona que trabaja en una oficina, aunque los principios de una alimentación saludable son los mismos.

En la actualidad son muchas las personas que no suelen llegar a unos mínimos en el consumo de verduras, frutas, cereales, frutos secos y legumbres.

Por lo general suelen ingerir más cantidad de alimentos con grasas, sal, hipercalóricos y azúcar.

Beneficios de una buena alimentación

Dentro de los beneficios que te aporta llevar una alimentación saludable encontramos los siguientes:

  1. Logras mantenerte fuerte: consumir alimentos ricos en proteínas y nutrientes es indispensable para lograr mantener tus músculos fuertes y sanos.
  2. Protección del sistema inmunitario: una buena alimentación puede prevenir infecciones y resfriados.
  3. Se mantiene la piel más sana: el consumo de vitaminas se encuentra muy asociado a evitar el desarrollo de cáncer de piel.
  4. Prevención de la osteoporosis: para tener huesos fuertes es importante que consumas productos lácteos, frutas, verduras y el pescado.
  5. El tránsito intestinal se regula: las verduras, los productos lácteos que son ricos en prebióticos y las frutas son recomendados para mantener el buen transito intestinal.
  6. Se mejora el estado de ánimo: una alimentación sana ayuda al organismo a la segregación de ciertas hormonas como serotonina, endorfinas que provocan el bienestar y la felicidad.
  7. Reducción del estrés: existen algunos alimentos que ayudan a la moderación de la producción de hormonas que pueden inducir al estrés, como la adrenalina y el cortisol, es importante evitarlos.
  8. Mejoramiento del rendimiento del cerebro: tener una dieta que sea rica en pescado, frutas, verduras y frutos secos, te ayudará a la reducción del deterioro de la memoria, la concentración entre otras funciones cerebrales.
  9. Protección del corazón: los cereales que son integrales pueden ayudar a la reducción de los niveles de colesterol malo que suele perjudicar al corazón.

Si tu alimentación no es saludable y además te cuesta realizar un cambio de tus hábitos es recomendable que comiences con pequeñas acciones, en estas puedes incluir de manera paulatina frutas frescas y verduras en cada comida.

Ingerir alimentos saludables contribuye a  mantener la presión arterial en sus niveles adecuados, además nos permitirán bajar de peso sin dejar de comer.

Además el consumo de vitamina D y vitamina B es beneficioso para favorecer un aporte de la energía en tu cuerpo.

El sistema inmunitario tiene como misión proteger tu cuerpo de bacterias y virus, es por ello que se recomienda comer saludable.

Además es importantes mantener a raya la sal.

Si te gusto
dale me gusta!

Síguenos en twitter