Dolor de espaldas: motivos y soluciones

Si estás leyendo este artículo es porque sufres de dolor de espalda y necesitas saber los motivos y soluciones a esto. Muchas veces los dolores de espalda pueden llegar a convertirse en crónicos y normalizamos el dolor constante.

En este post analizaremos las diferentes causas y motivos que crean esta afección tan incómoda y común entre la población mundial. El dolor de espalda a menudo se desarrolla sin una causa que su médico pueda identificar con una prueba o un estudio de imágenes.

Síntomas

La mayoría de los dolores de espalda mejoran gradualmente con el tratamiento en el hogar y los cuidados personales, generalmente en unas pocas semanas. Comuníquese con su médico si su dolor de espalda:

  • Persiste pasadas algunas semanas Es severo y no mejora con el descanso
  • Se extiende por una o ambas piernas, especialmente si el dolor se extiende por debajo de la rodilla
  • Provoca debilidad, entumecimiento u hormigueo en una o ambas piernas. Se acompaña de una pérdida de peso inexplicable

En casos raros, el dolor de espalda puede indicar un problema médico grave. Busque atención inmediata si su dolor de espalda:

  • Provoca nuevos problemas intestinales o de vejiga
  • Va acompañado de fiebre Sigue una caída, un golpe en la espalda u otra lesión

Motivos del dolor de espaldas

A continuación expondremos algunas de las causas que crean dolor de espalda. El dolor de espalda es una de las razones más comunes por las que las personas van al médico o faltan al trabajo, y es una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo.

Afortunadamente, puede tomar medidas para prevenir o aliviar la mayoría de los episodios de dolor de espalda. Si la prevención falla, un simple tratamiento en el hogar y una mecánica corporal adecuada a menudo curará su espalda en unas pocas semanas y la mantendrán funcional. Rara vez se necesita cirugía para tratar el dolor de espalda.

  • Problemas con los discos lumbares: estos pueden ser desde discos inflamados o, incluso, rotos. Los discos actúan como cojines entre los huesos (vértebras) de su columna. El material blando dentro de un disco puede abultarse o romperse y presionar un nervio. Sin embargo, puede tener un disco abultado o roto sin dolor de espalda. La enfermedad del disco a menudo se encuentra de manera incidental cuando se le realizan radiografías de la columna vertebral por alguna otra razón
  • Esguince de músculos o ligamentos: el levantamiento repetido de objetos pesados ​​o un movimiento incómodo repentino pueden tensar los músculos de la espalda y los ligamentos espinales. Si se encuentra en malas condiciones físicas, la tensión constante en la espalda puede causar espasmos musculares dolorosos
  • Osteoporosis: las vértebras de su columna vertebral pueden desarrollar fracturas dolorosas si sus huesos se vuelven porosos y quebradizos
  • Artritis: la osteoartritis puede afectar la espalda baja. En algunos casos, la artritis en la columna puede provocar un estrechamiento del espacio alrededor de la médula espinal, una condición llamada estenosis espinal

Soluciones y prevención

En caso de sufrir este tipo de patología le recomendamos que, para evitar su intensidad y recurrencia, pueda intentar mejorar la condición física con la práctica de ejercicio constante y moderado. Para ello te recomendamos lo siguiente:

  • Ejercicio: dentro de las actividades recomendadas encuentras las de bajo impacto y aeróbicos que no fuerzan tu espalda de más. Además, esto puede aumentar la fuerza y resistencia en la zona lumbar ayudando a la zona a funcionar mejor. Algunos de los ejercicios o deportes adecuados pueden ser la natación o, simplemente, caminar. Siempre es recomendable hablar con el médico para averiguar qué ejercicios te van mejor
  • Intentar aumentar la fuerza y flexibilidad: además, debes tener en cuenta que para fortalecer la zona deberás trabajar con ejercicios específicos de la zona abdominal y lumbar para así evitar el dolor de espaldas
  • Mantener un peso adecuado: sabemos que la obesidad, aunque no tiene por qué ser así, puede acarrear algunos problemas de salud. Si padeces de dolores de espalda constante es recomendable reducir cualquier causa
  • Dejar hábitos poco saludables como beber en exceso o fumar: algunas condiciones externas como el hábito de fumar o beber en exceso puede complicar la condición de dolores lumbares. Las patologías pueden aumentar el dolor de la zona, por lo que reducir o, incluso, dejar de fumar puede ayudar a no vivir este tipo de dolores

Si te gusto
dale me gusta!

Síguenos en twitter